División Alimentario >> Servicios >> Revisión del Etiquetado de Productos Alimenticios

Revisión del Etiquetado de Productos Alimenticios

Sidebar Image

Objetivo

Servicio de revisión del contenido y de la presentación del etiquetado para garantizar su adecuación a la normativa Europa y a las normativas nacionales específicas.

El Reglamento Europeo 1169/2011 sobre etiquetado alimentario amplía la información que los productos alimenticios deben incorporar en su etiqueta e introducir cambios en su diseño para facilitar su comprensión. Las empresas alimentarias deben adaptar las etiquetas de todos sus productos a los nuevos requisitos.

Solución

Ofrecemos los servicios de revisión de los textos, las imágenes y representaciones gráficas que conforman la etiqueta con el objetivo de verificar y validar su adecuación a la legislación vigente.

Según las necesidades de nuestros clientes, evaluamos la información declarada en el etiquetado o en la ficha técnica del producto siguiendo este esquema:

  • Información Alimentaria Obligatoria:
    • Denominación del alimento.
    • Lista de ingredientes.
    • Identificación de determinadas sustancias o productos que causan alergias o intolerancias.
    • Cantidad de determinados ingredientes.
    • Cantidad neta.
    • Marcado de fechas (de duración mínima, de caducidad y de congelación).
    • Condiciones especiales de conservación y/o utilización.
    • Identificación del operador.
    • País de origen o lugar de procedencia.
    • Modo de empleo.
    • Grado alcohólico.
    • Información nutricional.
    • Otras informaciones obligatorias
  • Declaraciones nutricionales y de propiedades saludables.
  • Etiquetado de productos ecológicos.
  • Otras declaraciones.

Además ofrecemos un amplio abanico de servicio añadidos para facilitar la revisión de su etiquetado:

  • Traducción de los textos de las etiquetas.
  • Soporte técnico en las fases de diseño.
  • Formación a los departamentos de calidad de nuestros clientes.

Beneficios

  • Mejorar el posicionamiento de su producto mediante un etiquetado más claro y didáctico.
  • Proporcionar elementos informativos clave al consumidor para influir en el momento de la decisión de compra.
  • Adaptación rápida y rigurosa a los nuevos requisitos del reglamento europeo.