Análisis de Seguridad Alimentaria >> Contaminantes >> Metales pesados

Metales pesados

Sidebar Image

Algunos minerales y metales son elementos constitutivos de los alimentos y representan importantes criterios de la calidad nutricional.

En cambio, los metales pesados pueden perjudicar la salud de los consumidores. Por tanto, es importante controlar su presencia en los productos de origen animal o vegetal. Por otra parte, se han fijado contenidos máximos de forma reglamentaria.

Los métodos de detección y de cuantificación de los minerales y los metales pesados utilizados por Eurofins, son:

  • la Espectroscopía de Absorción Atómica (Atomic Absorption Spectroscopy / AAS)
  • la Antorcha de Plasma (Inductively Coupled Plasma / ICP).

Estas dos técnicas garantizan análisis fiables y a umbrales de detección muy reducidos. Algunos elementos se detectan específicamente con AAS o ICP y otros se pueden determinar por los dos métodos.

Los resultados de los análisis se interpretan según las legislaciones y las normas vigentes.

Ejemplos de elementos dosificados:

Arsénico, cadmio, cobre, estaño, hierro, mercurio, plomo, cinc, cromo, manganeso, antimonio, cobalto, molibdeno, níquel, fósforo, selenio, silicio, etc.

Productos analizados:

Todos los productos (materias primas o elaborados) destinados a la alimentación humana o animal